Una tarde con Jonathan el yuca en el peri.

 

12/12/12, sonó algo trillado en las redes sociales, que si el día de la Lupe, que el mundo se acaba, que esto, que lo otro, un día común y corriente al fin. Por mi parte me puse los zapatos y tomé mi cámara decidida a tener nuevas aventuras, así que me encaminé al peri ahí en el cruce con prolongación av alcalde, crucero bien transitado, punto perfecto para ese tan conocido oficio del limpia vidrios ambulante,  esos tan criticados por la población pseudo burguesiílla que no quiere que les toquen sus caballos de acero. Yo pues con algo de curiosidad me acerqué a cotorrear con ellos, temiendo un poco que me mandaran a la  goma con todo y mi cámara. Contrario a eso les súper latió la idea de tomarse unas fotos y más aún con la idea de estar publicados en el Internet!

-¡Chido! ¡ájala güera! ¿Tu de dónde eres o que? El Jonathan “yuca” entonces no se separó más de mi, luego me explicó todo lo referente al negocio. El, es el chido del crucero, tiene 16 abriles pero chambea allá desde los 10 con su jefa la doña “yuca” misma que se da sus vueltas por ahí para rellenarle la botellita de agua jabonosa cada que se necesita. El me aseguró que la doña “yuca” fue una de las primeras en chambiar en ese crucero donde según el, los días pico, como sábados y domingos se juntan hasta 60 limpiadores, entre otros comercios, servicios y entretenimiento importantes del sitio, como el de las rosas, el güey de los algodones de azúcar, el vato de las guayabas, el don de los borrachitos y el malabarista de fuego que en ese rato se fue en ride a comer a su cantón. Toda la banda bien chida y bien cotorra, pero atención, si al Jonathan alguien no le cae chido ¡aguas! Porque el pude tomar la decisión de correr de ahí a quien sea, por que a el todos lo conocen y lo respetan bien. Nada más tiene que echarse un chiflido y le cae toda la raza a hacerle esquina, yo creo que se debe a que todos vieron aquel día que un malhumorado conductor  así grandote más alto y más fuerte que el güey de los algodones se le bajó del coche para ajerarlo por haberle echado agua a su parabrisas… -¡Si no más es agua con jabón compa! Ya que se le iba acercando cada vez más y más el yuca que le asesta un pinche guantadón ahí entre el cuello y las quijadas y que cae redondito el vato -¡suelo carnal! Ojalá pudiera aplicar la misma con los pinches judas gordos que van a querer hacerlos cantar a bola de madrazos quien es el que vende las estopitas perfumadas. El Jonathan como es ley y no le late andar de chismoso nunca a cantado a pesar de las madrizas buenas que le han puesto.

El oficio de limpiador es una chamba dura y bien accidentada.  Y claro como todos nos lo podemos imaginar ya lo han atropellado y no solo una vez…

Después el cotorreo se puso aún más chido cuando llego el “Ever” o “Cuernos” que casi podría ser su carnal chequense esto: también se llama Jonathan, también se apellida López, y también tiene 16… Pura coincidencia pero seguro que por eso son bien carnales, al Jonatan cuernos le fue bien chido, un ruco le dio uno de a ¡20 varos! y pues a huevo que le hizo el día, andaba bien contento y puso el ambiente, con unas rolas de su celular para bailar mientras andábamos en eso de la limpiadera, la mayor inspiración del yuca es un grupo de cholos que se llaman C-kan, la más chida es la de “ráfagas” y “me pongo joker” que para mi decepción la rola entera es un comercial. Ya sobre el cotorreo descubrí varias cosas, por ejemplo, les pregunté por que hacían un volado cada que limpiaban un coche, la onda es que apuestan la mitad del varo, osea si les dan $1.50 rifan los $0.50 a ver quien se queda con los $0.50 y quien con el varo… -Así pues más divertido y ya no nos hacemos bolas sacando la micha cada vez, me explicó el cuernos. Yo se que todos nos preguntamos cuanto varo sacarán en total en un día, y que tenemos la errónea idea de que sacan un varote, y que viven en mansiones y que son bien millonarios y que andan en mustang. Para iluminarlos  pues les resumo que la jornada laboral consiste aproximadamente en 9 horas de trabajo, como de 10 de la mañana a 7 de la tarde, y sacan depende la suerte del día de 100 a 150 varos. Así que como dice la rola de C-kan el yuca la neta “no anda en malos pasos las apariencias engañan”… Es un vatito bien chido así que ¡no sean culeros y saquen el varillo cuando les limpien el para brisa ¡es solo “agua con jabón”! Esa es su chamba y de donde sacan para vivir! Y pa’ que vean hasta el día de la Guadalupe se vino a chambiar, el, no se dio el día…

Makeba Gil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s